Colágeno para perros: ¿qué es y porqué lo necesita tu perro?



Colágeno para perros: ¿qué es y por qué lo necesita tu perro?
Colágeno para perros: ¿qué es y por qué lo necesita tu perro?



El colágeno es la proteína más abundante en tu cuerpo, y eso es cierto si eres humano, pero también es importantes en el cuerpo de los animales como: los perros, los gatos y los caballos, etc. Piensa en el colágeno como el pegamento que mantiene unido la estructura del cuerpo, aproximadamente un tercio de la proteína en el cuerpo de tu perro es colágeno.


A medida que el cuerpo de tu perro envejece, la producción de colágeno se ralentiza también, es entonces cuando la mayoría de los problemas artríticos comienzan a aflorar, y la calidad de la piel y el pelaje puede disminuir, la suplementación con colágeno para perros, no es una fuente de juventud para tu perro, pero puede ayudarlo a combatir y retrasar muchos de los signos del envejecimiento.



Beneficios del colágeno para perros


Beneficios del colágeno para perros
Beneficios del colágeno para perros

El colágeno tiene muchos beneficios, pero los cuatro más deseables son sus efectos positivos sobre: La movilidad, la piel, el pelo y la digestión, echemos un vistazo de cómo interactúa el colágeno con cada uno de estos sistemas.


El colágeno puede mejorar la movilidad en perros afectados por artritis, es un suplemento natural que ayuda a lubricar y proteger los tejidos conectivos que sostienen las caderas y las articulaciones, también puede ayudar a reponer los niveles naturales de colágeno de tu perro, lo puedes usar de forma preventiva en perros que se acercan a la vejez o incluso en razas propensas a problemas en las articulaciones.


Es una excelente manera de mejorar la calidad de la piel y la salud del pelaje de tu mascota, se supone que la piel es elástica y el colágeno es lo que le da a la piel de tu perro una elasticidad saludable, los perros con niveles saludables de colágeno tienden a mudar menos de pelo, se rascan menos y tienen un pelaje más suave y brillante, también es beneficioso para la salud de sus uñas.


Los perros que padecen problemas gastrointestinales también pueden beneficiarse del colágeno, el colágeno ayuda a calmar y reparar los tejidos del tracto digestivo de tu perro, que pueden contribuir a una mala digestión y absorción de nutrientes.


Finalmente, el beneficio adicional del colágeno es que es delicioso, se obtiene mejor de fuentes animales, por lo que es un regalo bienvenido incluso para los perros quisquillosos, los masticables naturales, como los tendones y los huesos de res, son una excelente fuente de colágeno, los suplementos de colágeno para perros los puedes agregar como adornos para sus comidas, o las sabrosas recetas de caldo de huesos.



¿Cuando comenzar a administrar suplementos de colágeno en tu mascota?


¿Cuando comenzar a administrar suplementos de colágeno en tu mascota?
¿Cuando comenzar a administrar suplementos de colágeno en tu mascota?

Si bien es cierto que los perros jóvenes no tienen la misma necesidad de colágeno suplementario que los perros mayores, la osteoartritis y la enfermedad articular pueden comenzar antes de lo que muchas personas sospechan.


La genética juega un papel importante, ya que algunos perros y razas son más susceptibles a lasenfermedades articulares que otros, los perros grandes son más propensos a las enfermedades articulares y la artritis, pero todos los perros son vulnerables.


Al agregar más colágeno a la dieta de tu perro desde el principio, puede evitar algunos de los dolores y molestias del envejecimiento en el futuro, si bien debes consultar a tu veterinario sobre cualquier suplemento que le des a tu perro, el colágeno es un producto seguro y no dañará a tu mascota.


Complementar la dieta de tu perro con colágeno, así como otros productos naturales que mejoran la movilidad de las articulaciones, como la cúrcuma, el MSM, la glucosamina y la condroitina, pueden hacer que se sienta libre de dolor por más tiempo, a medida que envejece, incluso puedes evitar la necesidad de medicamentos recetados para la artritis canina.



Fuentes dietéticas de colágeno