5 formas respaldadas por la ciencia, en las que el colágeno puede apoyar tu entrenamiento


5 formas respaldadas por la ciencia, en las que el colágeno puede apoyar tu entrenamiento
5 formas respaldadas por la ciencia, en las que el colágeno puede apoyar tu entrenamiento


Aunque el colágeno es conocido por sus beneficios para el cuidado de tu piel, también parece prometedor para el ejercicio, la proteína le da estructura a muchos de tus tejidos conectivos, como los huesos, tendones y ligamentos, estas partes de tu cuerpo son precisamente las que te ayudan a ponerte en cuclillas y a estirarte. Entonces, ¿aumentar la ingesta de colágeno es lo que necesitas para tu entrenamiento? Aquí hay cinco razones que pueden ser útiles para ti.



1. El colágeno puede ayudarte con la recuperación del ejercicio.


El colágeno puede ayudarte con la recuperación del ejercicio.
El colágeno puede ayudarte con la recuperación del ejercicio.

La recuperación posterior al ejercicio es una parte fundamental de una rutina de ejercicios exitosa, la recuperación no solo te permite que los tejidos se reparen y crezcan, sino que también reduce el riesgo de lesiones, y cuando se trata de una recuperación óptima, el colágeno puede desempeñar un papel muy importante.


"El colágeno tiene el potencial de apoyar la recuperación, porque ejerce un efecto anabólico sobre el tejido del cartílago, lo que promueve un crecimiento muscular saludable", específicamente, los péptidos de colágeno envían señales que desencadenan el anabolismo (crecimiento y desarrollo) en varios tejidos, incluido el músculo esquelético, que podría respaldar la reparación y la fuerza.




2. El colágeno puede controlar el dolor relacionado con el ejercicio.


El colágeno puede controlar el dolor relacionado con el ejercicio
El colágeno puede controlar el dolor relacionado con el ejercicio


Sin dolor no hay ganancia, ¿verdad? Bueno, a veces, el dolor relacionado con el uso excesivo de tu cuerpo, que a menudo te afecta por ser muy activa, puede obstaculizar seriamente tus objetivos de ejercicio, y aunque el progreso físico no es posible sin algunas molestias, es esencial escuchar a tu cuerpo y tomar descansos regulares, (Pero si tu dolor es severo o no desaparece, visita a tu médico, es posible que esté lidiando con una lesión más grave).


Un estudio en el 2008, demostró que la suplementación con colágeno puede ayudarte a controlar el dolor articular, relacionado con el ejercicio, un estudio más reciente encontró que la ingesta diaria de péptidos de colágeno, ayuda moderadamente a controlar el dolor muscular, después de los ejercicios de salto, lo que sugiere que podría ayudarte en el atletismo en general.


También hay evidencia de que los péptidos de colágeno juegan un papel en el manejo del dolor de rodilla, relacionado con la actividad física en los atletas jóvenes, los investigadores especulan que los péptidos de colágeno apoyan la síntesis de colágeno en el cartílago articular, lo que podría ayudarte en las microlesiones causadas por la actividad física.



3. El colágeno puede ayudarte en la salud de tus huesos.


El colágeno puede ayudarte en la salud de tus huesos
El colágeno puede ayudarte en la salud de tus huesos

Ya sea que estés haciendo sentadillas o subiendo las escaleras, los huesos sanos te permiten mover con facilidad, y resulta que el colágeno podría contribuir a la salud general de tus huesos, un estudio en humanos, demostró que los péptidos de colágeno ayudaron a controlar la degradación ósea en mujeres posmenopáusicas, con pérdida ósea relacionada con la edad, un estudio de laboratorio también encontró que el colágeno bovino puede ayudar, a los osteoblastos o a las células formadoras de hueso y a la salud general de tus huesos.


A medida que envejeces, tu cuerpo deja de formar hueso. y "la densidad ósea disminuye naturalmente con el tiempo", esto aumenta el riesgo de osteoporosis, lo que te hace más propensa a fracturas y roturas.


El ejercicio es sin duda una de las mejores formas de mantener tus huesos sanos, sin embargo, fomentar la salud ósea mediante el consumo de nutrientes esenciales, como el colágeno, también podría ayudar a que tus huesos funcionen de manera segura durante el ejercicio.